ÁCIDO HIALURÓNICO: UN COMPONENTE SEGURO

ÁCIDO HIALURÓNICO: UN COMPONENTE SEGURO

En las personas  el ácido hialurónico se encuentra principalmente en la piel,  las articulaciones y cartílagos pero se va destruyendo en el trascurso de  los años y se estima que cuando llegamos a los 50 años tan solo nos queda la mitad en nuestro cuerpo.

Uno de los usos más demandado  de esta sustancia, presente en nuestro cuerpo, es el dedicado a rejuvenecer la piel.

Se realizan sesiones en las que el ácido hialurónico se inyecta bajo la arruga con el fin de devolver un aspecto liso y rejuvenecedor a la piel o para conseguir labios gruesos con micro inyecciones consiguiendo resultados muy naturales.

Esta sustancia que es reabsorbible por el propio cuerpo se va degradando con el paso del tiempo. Normalmente la degradación total se produce en unos 8-10 meses pero puede ser variable. Hay que tener en cuenta los condicionantes específicos de cada persona para programar la periodicidad de este tipo de tratamientos si se pretende conseguir unos buenos resultados

A pesar de ser un tratamiento muy seguro, ya que se va a tratar de restablecer un componente propio de la piel, es importante informarse bien antes de iniciar cualquier tratamiento médico-estético. y acudir a especialista de confianza.