Alimentos que cuidan de tus encías

Alimentos que cuidan de tus encías

DENTISTA EN OVIEDO

Desde nuestra clínica dental en Oviedo, recogemos los consejos que nos ofrece la Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración respecto a los alimentos favorables para la salud de nuestras encias. Estos alimentos contienen determinadas vitaminas o polifenoles con capacidades antiiinflamatorias y antibacterianas. Entre los que más destacan:

 

ARÁNDANOS.

Conocida como la “súper-fruta”, es una de las frutas que más polifenoles antioxidantes presenta; contiene una gran cantidad de proantocianidinas, moléculas con capacidad antiinflamatoria y antibacteriana. Es eficaz en la prevención de las enfermedades periodontales.

 

TÉ VERDE.
Contiene grandes propiedades antioxidantes debido a las catequinas, sustancias también protectoras de los dientes y de los tejidos periodontales. En los últimos años se ha demostrado que las catequinas son 100 veces más efectivas que la Vitamina C en cuanto a su poder antioxidante.

 

KIWI.
Es el alimento que más vitamina C tiene: 2 kiwis al día, junto con la vitamina C procedente de una dieta normal, aporta los 200 mg de vitamina diarias recomendados. La vitamina C tiene una función muy importante en la regeneración del colágeno de los tejidos periodontales y para mejorar la función de los leucocitos frente a las infecciones.

 

UVAS Y VINO TINTO.
Muy ricos también en un polifenol llamado resveratrol: 2 racimos de uvas al día durante dos semanas se asocian con menor sangrado gingival en pacientes con periodontitis, debido a que mejora sus niveles de vitamina C.

 

ALIMENTOS RICOS EN GRASAS INSATURADAS OMEGA-3.
Los aceites de pescado azul, sobre todo el salmón, son de los pocos alimentos que presentan la vitamina D, necesaria, junto con el calcio, para el correcto desarrollo y mantenimiento óseo. Nuevos estudios sugieren que mejoran los síntomas de la enfermedad periodontal tras el aumento del consumo de estos pescados

 

Desde nuestra experiencia como dentista en Oviedo, os recomendamos, además, limitar el consumo de dulces con azúcar o los alimentos muy ácidos y mantener una correcta higiene bucodental para no perder la sonrisa.