DESMONTANDO MITOS SOBRE IMPLANTES DENTALES

DESMONTANDO MITOS SOBRE IMPLANTES DENTALES

Los implantes dentales son una respuesta para sustituir dientes perdidos. Un buen diagnóstico, realizado por un equipo multidisciplinar de profesionales, es un elemento básico para establecer un adecuado tratamiento.
Los expertos de la Sociedad Española de Periodoncia (SEPA) ofrecen claves para desmontar algunos mitos que rodean a este tratamiento y que nuestra clínica dental en Oviedo suscribe:

Los implantes no se pueden colocar si no hay mucho hueso

En pacientes que no tengan suficiente altura o anchura de hueso maxilar se pueden colocar injertos óseos provenientes del mismo paciente o de un banco de huesos, injertos con materiales sintéticos o materiales biológicos.

Los implantes dentales pueden sufrir rechazo

Los implantes no sufren alergia ni rechazo, ya que el titanio tiene una excelente biocompatibilidad con los tejidos humanos. Lo que sí puede ocurrir es que no se consiga la osteointegración necesaria para mantener el implante de forma adecuada. Esta falta de osteointegración puede deberse a problemas técnicos durante la cirugía por parte del profesional (insuficiente formación, entorno quirúrgico inadecuado…) o a problemas dependientes del paciente (tipo de hueso del paciente y/o existencia de factores de riesgo, como determinadas enfermedades, tabaquismo o mala higiene).

La colocación de implantes es un tratamiento doloroso

La colocación del implante se realiza con anestesia o sedación por lo que no es una intervención dolorosa. El postoperatorio, en general es poco molesto si se siguen las recomendaciones del especialista. Se precisan controles e higiene profesional periódicos, siendo imprescindible una excelente higiene bucal para mantenerlos sanos y libres de infección.