EVITA EL MAL ALIENTO Y SONRÍE SIN MIEDO

EVITA EL MAL ALIENTO Y SONRÍE SIN MIEDO

La halitosis o el mal olor bucal se define como el conjunto de olores desagradables u ofensivos que emanan de la cavidad bucal independientemente de cuál sea su origen. Éste es un problema que puede padecer prácticamente cualquier persona. Alrededor de un 30% de la población adulta padece o ha padecido halitosis en alguna ocasión.

El  90% de los casos halitosis tienen su el origen en la boca, y en un 60% en las enfermedades de las encías (gingivitis y periodontitis). De hecho,  se ha demostrado que existe una relación directa entre el grado de deterioro de la salud gingival y el mal aliento.

Cuando el problema de la halitosis es detectado es importante acudir a una clínica dental experimentada  pues existen diferentes recursos terapéuticos para mantener controlada esta desagradable situación. La clave está en llegar a un diagnóstico preciso para descubrir la tipología de la halitosis.

En nuestra clínica dental explicamos a nuestros pacientes las causas de su mal aliento, realizamos el tratamiento periodontal necesario, vigilamos su evolución y  les realizamos una profilaxis profesional para posteriormente  instruirles en técnicas de higiene bucal, limpieza lingual, cepillado, limpieza interdental y uso de colutorios y dentífricos específicos.

Las halitosis asociadas a problemas periodontales podrían evitarse con las mismas estrategias preventivas con las que se previenen las enfermedades periodontales y es por ello por lo que el equipo de Bousoño Vargas recomienda a todos sus pacientes que mantengan cavidad oral en un buen estado de salud.

Es vital que la  higiene oral además del cepillado dental incluya la limpieza interdental con seda dental o cepillos interdentales y la higiene lingual con raspadores linguales.