¿Conoces la relación entre deporte y salud bucodental?

¿Conoces la relación entre deporte y salud bucodental?

IMPLANTES DENTALES Y DEPORTE EN OVIEDO

Un informe de la Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración (SEPA) señala que la salud oral influye en el rendimiento deportivo y, de igual forma, el deporte influye en la salud bucodental.

Desde nuestra clínica en Oviedo especializada en implantología dental sabemos que la actividad deportiva forma parte de un estilo de vida saludable que favorece la salud bucodental, pero por otro lado entre los deportistas de élite el estado de la salud bucodental es habitual que sufra deficiencias.

Algunas de las causas de esta peor salud de los deportistas de profesionales son:

• Factores nutricionales, como el consumo frecuente de carbohidratos y de bebidas energéticas muy ácidas
• Alteración de los mecanismos inmunológicos por la deshidratación, la boca seca y el entrenamiento intensivo
• Los cambios psicológicos, que provocan una disminución de la secreción salival y sequedad de boca
• El aumento de la tensión y el estrés, que eleva el riesgo de contractura mandibular
• Pocos conocimientos sobre salud bucodental y frecuentes hábitos nocivos
• Falta de medidas de prevención eficaces

La tensión que normalmente acompaña a estos deportistas hace que el bruxismo también sea un problema muy frecuente entre estos. Este hábito puede generar hipersensibilidad dental, fisuras y fracturas dentales que provocarán dolor y pérdida de piezas dentarias.
Por todo ello es importante que el deportista reciba cuidados bucodentales específicos y de prevención con hábitos saludables.

Pero si se sufre la ausencia de piezas dentales, los implantes dentales se muestran como la mejor opción para devolver la sonrisa.

Se recomienda en estos casos que se suspenda a la actividad deportiva durante la semana previa a la cirugía, así como el mismo día se descanse lo máximo posible. De esta manera se evitarán complicaciones imprevistas relacionadas con el sangrado, la inflamación o el dolor.

La misma recomendación para la semana después tras la intervención, evitar cualquier esfuerzo físico durante 7 días (ejercicio corporal, levantar objetos pesados, deporte, etc).

¡Cuida tu sonrisa y disfruta del deporte!