¿Qué sucede si no repongo un diente perdido?

¿Qué sucede si no repongo un diente perdido?

IMPLATES EN OVIEDO

Son muchas y variadas las causas y factores que pueden provocar la pérdida de un diente. Desde nuestra clínica dental en Oviedo y como especialistas en implantología dental sabemos que las principales dolencias que pueden provocar esta situación son enfermedades como las caries, periodontitis o un traumatismo.

Desde que perdemos el diente, en un espacio de dos a cuatro meses la encía puede terminar de cicatrizar.

Esta pérdida dental, que podemos darle poca importancia al tratarse de una sola pieza, puede afectar a la vida normal de quien lo padece con dolor o dificultad para comer. Pero también creando problemas en nuestra boca.

El primero que se producirá es el impacto entre los alimentos y nuestra encía, desgastando la zona y sobrecargando la articulación.

Los dientes vecinos que rodean comenzarán a desplazarse y pueden llegar a cerrar el espacio vacío surgido tras la perdida.

Los problemas pueden también afectar a nivel psicológico ya que puede derivarse en una pérdida de autoestima debido al cambio físico y los problemas que provoca la ausencia de la pieza.

Lo ideal es sustituir el diente perdido lo antes posible, acudir a nuestro especialista de confianza para que nos pueda aconsejar el mejor implante para nuestro caso.

Posponer la colocación de este, conlleva una dificultada mayor debido a la reabsorción progresiva de hueso que se va produciendo con el paso del tiempo.