Niño al que se le ha caído el primer diente de leche, visita a Bousoño Vargas

CÓMO LIDIAR CON LA PÉRDIDA DEL PRIMER DIENTE DE LECHE

768 512

Cómo lidiar con la pérdida del primer diente de leche. Dentista en Oviedo.

Por suerte, la mayoría de los niños no lo recuerdan pero la erupción de los dientes de leche es un proceso muy doloroso e incómodo para ellos. Pero, normalmente no suelen ser conscientes de esto una vez crecen.

Siempre que se cuiden estos primeros dientes, con la ayuda de los padres, deberían durar varios años. No obstante, con el tiempo, estos dientes empezarán a aflojarse y acabarán por caer, dando paso a los dientes definitivos.

Como adultos, ya sabemos cómo es este proceso, pero para un niño pequeño, la primera vez que se descubre que se mueve un diente, puede ser tan preocupante como aterrador, especialmente cuando el diente se tambalea durante algún tiempo, dificultando la alimentación.

El primer diente que se mueve

Es probable que el niño se lleve una desagradable sorpresa cuando se de cuenta de que se le está empezando a mover. En lugar de decirle que no pasa nada y quitarle importancia, es una buena oportunidad para poder explicarles qué está pasando. Les tranquilizará saber que es perfectamente normal y que hay otro diente esperando pasa salir.

Aunque sea un poco más difícil, hay que animar a los niños a que se cepillen en esta zona para que la encía se mantenga sana para cuando salga el nuevo.

A algunos niños se les acaba cayendo el primer diente flojo mientras comen. En otros, sin embargo, puede llegar a la fase en la que simplemente esta colgando de la propia encía, pasando de la fase en la que es útil para comer, y muy a menudo es un estorbo. Esto puede ser muy irritante y angustioso para algunos niños, y puede requerir un poco de ayuda para poder acelerar el proceso.

No fuerces la caída del diente

Hagas lo que hagas, no persigas a tu hijo con alguna herramienta para arrancarle el diente. Lo único que hará esto será asustar al niño y crearle una ansiedad dental en su futuro.

Igualmente, aunque a los adultos, e incluso a algunos niños, les puede parecer divertido extraer el diente mediante técnicas únicas, como se puede ver con una búsqueda rápida en Internet, recomendamos no imitarlas. Algunos de estos métodos, como atar una cuerda al diente y al pomo de una puerta, provocando la salida del diente, podrían causar daños en la encía, y también podrían ser bastante dolorosos.

Siempre que sea posible, lo mejor es animar al niño a manipular suavemente el diente para ayudarlo a salir, ya que será capaz de sentir cualquier molestia y saber, instintivamente, cuándo parar. También puedes animarle a que coma alimentos pegajosos, como caramelos blandos, que también pueden favorecer la salida del diente. Una pequeña recompensa del Ratoncito Pérez suele ser suficiente para animarles a hacerlo.

Si el diente no sale de manera sencilla, lo mejor que se puede hacer es traer a tu hijo a Bousoño Vargas, para que se pueda extraer con la mínima molestia posible, sin crear ningún trauma.

Clínica Bousoño Vargas, odontopediatría en Oviedo. Formamos parte de Clínicas W y aplicamos el método Slow con nuestros pacientes. Solicita información de todos nuestros tratamientos en el ☎ 984 283 555.

    Clínica Dental Bousoño Vargas

    TUS DENTISTAS
    EN OVIEDO

    ENCANTADOS DE ATENDERLE

    C/ Real Oviedo (ant. División Azul), 1 Bajo
    33013 – Oviedo (Asturias)
    Tel.: 984 283 555
    E-Mail: info@bousonovargas.es