Clínica Dental Bousoño Vargas. Niña con los dientes de leche cuidados, evitará la ortodoncia

DIENTES DE LECHE Y LA ORTODONCIA

768 512

Es habitual llegar a pensar que los dientes de leche, al ser temporales, no tiene tanta importancia en su higiene. Pero nada más lejos de la realidad. Hay que tener en cuenta las posibles molestias que puedan surgir debidas a una caries, además del hecho de que los dientes de leche son los que generan el espacio para los dientes definitivos.

Los dientes de leche

Hay 20 dientes de leche en total, 10 en la parte superior y otras 10 en la inferior. A su vez, se reparte en dos cuadrantes de 5 dientes por cuadrante. Cada cuadrante tiene un incisivo central, un incisivo lateral, un canino, un primer molar y un segundo molar. En total hay 8 incisivos, 4 caninos y 8 molares en una dentadura de leche.

Normalmente, los incisivos inferiores son los que suelen salir antes, para luego pasar a los incisivos superiores, caninos, primeros molares y, finalmente, los segundos molares. Sobre los dos/tres años, un niño normalmente ya tendría todos los dientes de leche erupcionados.

La caída de los dientes de leche

Los dientes de leche se suelen empezar a caer en torno a los 6 años de edad, y su caída suele a tener el mismo orden con el que fueron erupcionando los dientes. Los incisivos y los primeros molares aparecen en torno a los 7 años, y los colmillos a los 12. A esta edad ya se habrán caído todos los dientes de leche, teniendo una estructura final a los 12/13 años de 7 dientes por cuadrante.

Normalmente, un diente de leche se empieza a mover porque su raíz se ha reabsorbido por presión del diente definitivo que va a salir en su misma posición.

Consejos para evitar futuras ortodoncias

Si se ha perdido algún diente de manera prematura, hay que mantener el espacio que ha dejado, donde más tarde saldrá el correspondiente diente definitivo. La visita regular al dentista permite tener controlado el recambio dentario y prevenir futuras ortodoncias.

Empezar las revisiones dentales desde bien pequeños es vital para que el odontopediatra pueda controlar el desarrollo dental de los niños. Así, podrá prevenir cualquier problema que pueda perjudicar la dentición definitiva.

dientes de leche y la ortodoncia en la clínica Bousoño Vargas, especialista en odontopediatría en Oviedo

Unos dientes poco saludables o con una mala alineación pueden afectar directamente a la salud bucodental, y también al organismo del niño. Esto pasa tanto con los dientes definitivos como con los de leche. Existe el riesgo de que los dientes permanentes lleguen a enfermar si los dientes de leche no están completamente sanos. Evita complicaciones y cuida su higiene dental.

A los niños pequeños hay que ayudarles a limpiarse los dientes, favoreciendo así la inculcación del hábito. Cuando se empiece a lavar los dientes solo, empieza ayudándolo y luego deja que termine solo.

Si estamos hablando de un bebé más pequeño, limpia su boca con un paño humedecido para limpiar sus dientes con un cepillo especializado para ellos. A los dos años, cuando ya hayan salido todos los dientes, se puede empezar a usar flúor en pequeñas cantidades.

Clínica Bousoño Vargas, especialistas en odontopediatría en Oviedo. Formamos parte de Clínicas W y aplicamos el método Slow con nuestros pacientes. Solicita información de todos nuestros tratamientos en el 984 283 555.

    Clínica Dental Bousoño Vargas

    TUS DENTISTAS
    EN OVIEDO

    ENCANTADOS DE ATENDERLE

    C/ Real Oviedo (ant. División Azul), 1 Bajo
    33013 – Oviedo (Asturias)
    Tel.: 984 283 555
    E-Mail: info@bousonovargas.es