LO ÚLTIMO SOBRE IMPLANTES DENTALES

CLÍNICA ESPECIALISTA EN IMPLANTES DENTALES EN OVIEDO

¿Qué hacer si duelen los implantes dentales?. Clínica Bousoño Vargas. Implantes dentales en Oviedo.
768 512

¿QUÉ HACER SI DUELEN LOS IMPLANTES DENTALES?

El dolor es uno de los grandes temores de los pacientes al someterse un tratamiento de implantología dental. Pero las actuales técnicas pueden evitarnos cualquier sufrimiento. El proceso de colocación es sencillo y rápido, lo habitual es que se realice con anestesia local o sedación consciente evitando que el paciente note cualquier dolor.

leer más
El cuidado de los implantes dentales. Clínica Dental Bousoño Vargas, implantes dentales en Oviedo.
768 512

EL CUIDADO DE LOS IMPLANTES DENTALES

Los implantes dentales se ha convertido en la opción más solicitada para la sustitución de uno o varios dientes ausentes. Los cuidados adecuados de los implantes tras su colocación resultan esenciales para el éxito de los mismos, desde nuestra Clínica Dental Bousoño Vargas en Oviedo os hacemos las siguientes recomendaciones para sus cuidados:

leer más
Clínica Dental Bousoño Vargas. Implantes dentales Oviedo
768 512

¿POR QUÉ PLANTEARSE LOS IMPLANTES DENTALES PARA REMPLAZAR DIENTES?

Un implante dental es un pequeño tornillo de titanio, zirconio o cerámica que se inserta en la mandíbula, sustituyendo la raíz del diente perdido. El hueso circundante se fusiona lentamente con el implante, sirviendo para mantenerlo firmemente en su sitio.

leer más
Clínica Dental Bousoño Vargas. Implantes dentales en Oviedo
768 512

LA MEJOR OPCION DE RESTAURACION DENTAL

Nuestra clínica ofrece una amplia gama de opciones para reemplazar los dientes perdidos, incluyendo los implantes dentales, la opción más popular del momento. Personalizados para proporcionar el mejor ajuste y apariencia posible, están diseñados para fusionarse con el hueso de la mandíbula con el fin de garantizar la estabilidad, la funcionalidad y su longevidad.

leer más
implantes dentales
769 510

LAS MEJORES SOLUCIONES DE RESTAURACIÓN DENTAL

Tus dientes son uno de los factores más importantes en la apariencia de una persona. El color que tienen y la forma que tienen pueden decir muchas cosas de nosotros. Millones de personas viven con problemas dentales notables y embarazosos, pero por suerte, hay más soluciones de restauración de dientes que nunca.

leer más
Clínica Dental Bousoño Vargas. 10 razones para plantear los implantes dentales
768 512

10 RAZONES PARA PLANTEARSE LOS IMPLANTES DENTALES

Un implante dental es un pequeño tornillo de titanio, zirconio o cerámica que se inserta en la mandíbula, sustituyendo la raíz del diente perdido. El hueso circundante se fusiona lentamente con el implante, sirviendo para mantenerlo firmemente en su sitio.

leer más
Clínica Dental Bousoño Vargas. Implantología digital
768 512

Los beneficios de la Implantología Digital

Hoy en día, Tecnología Full Digital está presente en la mayoría de los tratamientos dentales. La Implantología Digital es un ejemplo de cómo el paciente se beneficia de los últimos avances de la odontología moderna.

leer más
rechazo de un implante dental
768 509

SÍNTOMAS DE RECHAZO DE UN IMPLANTE DENTAL

Existen numerosas causas por las que puede existir un rechazo de un implante dental. Aunque es importante saber que los implantes de alta calidad colocados por un especialista en implantes tiene un riesgo al fracaso de apenas un 2%.

leer más
Clínica Dental Bousoño Vargas

Preguntas frecuentes sobre implantes dentales

Todos buscamos información en internet. Es una realidad. Sobre todo si tenemos dudas o miedos de algún tipo. Por eso, hemos intentado olvidarnos de que somos profesionales de la salud y por un momento, ponernos en la piel de nuestros pacientes e intentar responder a las preguntas que más frecuentemente nos hacen en la clínica. Si estás aquí lo más probable es que te falte algún diente, a lo mejor incluso ya te han hablado de los implantes dentales, pero sigues teniendo algunas dudas. Esperamos resolverlas todas a continuación y si no es así, hacednos llegar vuestras consultas al email info@bousonovargas.es

  • Si, en nuestro centro somos especialistas en rehabilitar situaciones complejas, por lo que hay muy pocas situaciones en las que no podamos rehabilitar una boca con implantes dentales.
    Nuestro objetivo con los implantes dentales es sustituir uno o varios dientes que el paciente ha perdido por diferentes problemas (caries, traumatismos, piorrea y problemas gingivales, etc.).
    Lo primero que nos gustaría recalcar es que siempre que podamos el diente es la mejor solución. De eso no tenemos duda, por eso si es posible nuestra solución será siempre ser lo menos invasivo posible e intentar alargar la vida del diente al máximo. Pero también sabemos que si estás leyendo esto, es probable que te falten uno o más dientes. Y en ese caso, los implantes dentales nos ayudarán a que puedas masticar y sonreír como si de tus dientes se tratara. Hoy en día, los implantes dentales son un tratamiento seguro y muy predecible, incluso en pacientes que padecen alguna enfermedad o tienen edad avanzada, ya que mejoran la calidad de vida y la autoestima y permiten una masticación eficiente.

  • Cuando perdemos un diente, el hueso que está en esa zona deja de utilizarse para masticar, así que se produce una atrofia del mismo cuya gravedad depende del tiempo desde que se perdió el diente, de la zona donde está y de otros factores relacionados con el paciente. Esto lo comentamos porque lo más habitual cuando falta un diente es que haya menos hueso del que nos gustaría en esa zona, pero eso no implica que no podamos colocar un implante dental. Habrá casos en los que no será necesario realizar ningún aumento de hueso o encía, otros casos que solo requerirán aumento de hueso, otros solo de encía y otros en los que tendremos que hacer aumento tanto de hueso como de encía. Cada caso es diferente, incluso en un mismo paciente cada zona puede ser distinta, por eso es necesario realizar un estudio pormenorizado de cada caso. Pero tener poco hueso no significa que no podamos colocar implantes dentales, sino que quizá haya que recurrir a técnicas diferentes que también cuentan con altas tasas de éxito. Gracias a los avances en bioingeniería contamos con materiales y técnicas de última generación que hacen muy predecibles este tipo de procedimientos.

  • Esta es la pregunta más difícil de todas. En ocasiones, como es lógico, se nos presentan dudas sobre si extraer o mantener un diente. En estos casos, lo importante es aportar toda la información posible y explicaros las ventajas e inconvenientes de cada opción así como el pronóstico individual y global de cada diente. Esto nos ayuda a decidir con vosotros la opción con la que os sentís más a gusto, aunque siempre intentamos decantarnos por preservar los dientes, porque lo peor que puede pasar es que finalmente haya que extraer el diente y colocar un implante. Si claramente vemos que la extracción del diente es la mejor opción también os lo diremos, porque se trata de buscar la mejor solución pero también de ser transparente y recomendaros la opción que nos parece mejor para vuestro caso.

     

     

  • Los implantes dentales no duelen. Para su colocación utilizamos anestesia local, la misma que para realizar sencillos tratamientos dentales como un empaste, incluso podríamos hacer la intervención con sedación consciente para aquellos pacientes más nerviosos. Por ello, el paciente no tiene ninguna molestia durante el procedimiento. Gracias a los procedimientos de mínima intervención y al empleo del microscopio y técnicas microquirúrgicas, los tejidos responden con menor inflamación y una curación más rápida. Al finalizar el procedimiento, se pauta la medicación analgésica y antiinflamatoria necesaria en cada caso para que el paciente se encuentre cómodo al marchar a su casa y los días posteriores. Así, el postoperatorio es muy ligero pudiéndose hacer vida normal después de la intervención.

  • A veces las experiencias dentales de nuestro círculo cercano nos preocupan innecesariamente. Es importante recordar que son muchos los factores que influyen en un tratamiento dental: experiencia del profesional, estado de salud del paciente, hábitos nocivos, selección adecuada de técnicas y materiales empleados, utilización de técnicas de microcirugía mínimamente invasivas, etc. Si se realiza un correcto diagnóstico y planificación de cada caso, se minimizan los posibles riesgos de complicaciones. Además, es importante explicar y comentar con el paciente todas las dudas que puedan surgir, así como las alternativas de tratamiento.

  • Los implantes dentales son un tratamiento médico con un alto porcentaje de éxito. Permiten sustituir los dientes perdidos y eso supone grandes ventajas en cuanto a función y estética. Actualmente contamos con suficientes estudios científicos relativos a las complicaciones a corto, medio o largo plazo que pueden tener los implantes dentales en los que se ha determinado que diez años después de su colocación, el noventa por ciento de los implantes sigue en boca. Acudir a las revisiones recomendadas, tener una correcta higiene oral y cesar o disminuir todo lo posible el hábito de fumar, disminuyen enormemente el riesgo de complicaciones.

     

  • Para hacer un cálculo aproximado habría que analizar cada caso en profundidad, ya que no hay dos pacientes iguales, y no vendemos implantes, sino que nuestra misión como sanitarios rehabilitadores es poner en correcta función y estética nuestra boca como algo que afecta a nuestro estado de salud global ya que cada vez tenemos más estudios que avalan la importancia que tiene la boca en nuestro estado general de salud y su relación con muchas otras patologías.

    Dicho esto hay una variabilidad grande en este tema, ya que se pueden camuflar los costes de dicho tratamiento o poner precios gancho y pero aumentar el precio de otros conceptos del tratamiento y es muy difícil calcular un rango de coste del mismo hoy en día.

    Tampoco hay consenso desde el consejo de dentistas ya que cada profesional tiene una formación y experiencia concreta que lo diferencia del resto, así mismo los materiales y marcas de que hay en el mercado también son muy diferentes, ya que aquellos con más evidencia científica serán aquellos más seguros para nuestros pacientes y también los que más coste intrínseco tengan.

    Aquí dejamos algunos factores que influyen en el precio final:

    • Salarios justos del equipo médico
    • Formación actualizada del profesional y su equipo
    • Materiales y calidades: no todos los materiales son iguales y están suficientemente avalados por la literatura científica
    • Factor tiempo: incluye el tiempo necesario para el diagnóstico, estudio y planificación de la cirugía y la prótesis sobre implantes, preparación de férula quirúrgica y prótesis provisionales, etc.
    • Capacidad de resolver posibles complicaciones
    • Experiencia
    • Tecnología empleada

    ¿QUÉ FACTOR SACRIFICARÍAS PARA BAJAR EL PRECIO?

    En resumen y como consejo final es difícil aplicar un concepto LOW COST en salud ya que el factor más crítico y que determina el precio es la capacidad del profesional, ya no sólo de colocar un implante, sino de resolver cualquier problema que con ellos pueda surgir. El factor más importante en la decisión, no debería ser el precio del implante sino LA CONFIANZA EN EL PROFESIONAL.

  • Cuando se coloca un implante dental tiene lugar lo que llamamos osteointegración, proceso por el cual el implante queda anclado al hueso, ya que el material del que está fabricado (titanio) es biocompatible. Sin embargo, muy raramente este proceso puede verse alterado por diferentes factores y dar lugar a que el implante no se integre en el hueso (por micromovimientos durante la fase de cicatrización, por colonización bacteriana, etc.), en cuyo caso se procederá a la retirada del implante y su sustitución por otro. Es importante destacar que cuando un implante no se integra, NO es doloroso.

  • Los implantes dentales, al igual que los dientes, requieren de una serie de cuidados como son el cepillado, utilización de un sistema de higiene interdental (hilo o cepillos interdentales) y revisiones según la pauta marcada por tu dentista. Si se produce un acúmulo importante de biofilm (bacterias de la placa bacteriana y sarro), los implantes pueden infectarse y aparecería una infección localizada que puede afectar al hueso en el que está colocado el implante. Esto produce inflamación, sangrado y a veces supuración en la encía y hueso alrededor del implante y se recomienda visitar al dentista en cuanto se sospeche que pueda haber algún problema, ya que muchas veces no aparece dolor que nos alerte de que algo va mal.

     

  • Cuando colocamos implantes dentales se recomienda mantener una dieta blanda las primeras semanas para permitir la correcta osteointegración del implante (primeras 6-8 semanas), ya que si comemos con normalidad es posible que se produzcan micromovimientos del implante que dificulten su integración. Esto es especialmente importante en caso de carga inmediata (cuando colocamos dientes sobre el implante el mismo día de su colocación).

  • El tabaco afecta negativamente a la salud, y en el caso de las encías, el resultado es concluyente: aquellos pacientes que fuman tienen un riesgo mucho mayor de complicaciones. Por eso, es recomendable disminuir en lo posible o cesar el hábito tabáquico.

  • El implante dental requiere buena higiene oral mediante cepillado riguroso y utilización de algún método de higiene interdental como el hilo dental o los cepillos interdentales. Es fundamental acudir a las revisiones pautadas por tu dentista, aunque no tengas molestias. El control radiográfico y la revisión del estado de tus encías son fundamentales para detectar posibles complicaciones que de otra manera pasarían desapercibidas.

  • Los implantes dentales, como cualquier tratamiento médico, necesitan unos cuidados y revisiones periódicas. En ocasiones pueden surgir complicaciones protésicas (aflojamiento de prótesis, fractura de porcelana o tornillo) o gingivales (mucositis, periimplantitis). Sin embargo, el diagnóstico precoz de las mismas será fundamental para resolverlas sin mayor problema. A la menor sospecha de problema, acude a tu dentista para una evaluación de tus implantes.

  • Los implantes dentales pueden reponer un solo diente, varios dientes o todos los dientes de la boca. En función de cuantos dientes se repongan, tendremos un tipo u otro de prótesis dental sobre implantes. En caso de un único diente, éste será igual que los dientes adyacentes para pasar desapercibido. Si faltan varios dientes, no es necesario poner tantos implantes como dientes falten. Si vamos a reponer todos los dientes superiores habitualmente necesitaremos 6-8 implantes y si son todos los inferiores necesitaremos 4-6 implantes. Además existen soluciones fijas o removibles sobre implantes.

  • Actualmente, gracias la tecnología, es posible reducir el número de citas necesarias para colocar un implante dental y su corona sobre implante hasta en un 50% o más (toda la fase de planificación se hace sin el paciente gracias a nuestra capacidad de DIGITALIZAR la boca, cara y hueso del paciente). Aunque este factor no es crítico para el éxito, aumenta el confort y disminuye la duración total del tratamiento.

     

  • Sí, muchas veces es posible extraer un diente que no se podía mantener y colocar a la vez un implante dental en el alveolo que deja la raíz del diente. Esto evita una segunda cita para colocar el implante y reduce el tiempo de espera para la colocación de la corona sobre implante.

  • Llamamos carga inmediata a la colocación del implante dental y la posterior colocación de la prótesis provisional sobre implantes en el mismo momento o dentro de las siguientes 48 horas. Cuando finaliza el período de osteointegración, se coloca la prótesis definitiva sobre implantes. Esto permite ofrecer un tratamiento altamente estético y confortable para el paciente cuando la estética es una prioridad.

  • Al perder un diente, el hueso de la zona se atrofia, especialmente si faltan también los dientes adyacentes. Cuando tenemos que colocar un implante en la zona de premolares y molares superiores, en ocasiones es necesario ganar altura en el hueso maxilar atrofiado y para ello elevamos el suelo del seno maxilar, permitiéndonos colocar un implante de longitud suficiente. Este procedimiento se realiza de manera habitual y no disminuye la supervivencia de un implante, aunque puede requerir un mayor tiempo de osteointegración.

  • Cuando tenemos que colocar implantes en un maxilar superior con atrofia muy severa, tenemos la opción de colocar implantes zigomáticos, un tipo de implantes más largos que se anclan en zonas de hueso que no se ven afectadas por la falta de hueso habitual tras la pérdida dentaria. Estos implantes proporcionan calidad de vida a pacientes que de otra forma no podrían disfrutar de las ventajas de colocarse implantes dentales.

  • Cuando tenemos deficiencia en altura de hueso por presencia de estructuras anatómicas (seno maxilar, nervio dentario inferior, etc.) podemos valorar la opción de colocar implantes dentales cortos, con evidencia científica que respalda su uso en situaciones de déficit de hueso en altura.