injertos de encía

Injertos de encía. ¿Qué son?

768 509

Clínica Bousoño Vargas. Implantes en Oviedo

Los injertos de encía se realizan principalmente cuando se presenta una recesión de las mismas. Aunque no es una dolencia muy habitual, existe un número considerable de pacientes que requieren el injerto de encías. La recesión de la encía es un proceso progresivo que ocurre lentamente. 

Al ser un proceso lento, la recesión pasa desapercibida hasta que ya es demasiado evidente. La mejor manera de conocer la evolución de la recesión, es realizar controles periódicos con nuestro odontólogo. Gracias a un diagnóstico temprano, se evitarán males mayores que requieran procedimientos quirúrgicos de injertos de encía.

QUÉ ES LA RECESIÓN DE ENCÍA

La recesión de encía es diagnosticada cuando la encía se retrae y deja al descubierto la raíz del diente. A largo plazo, el proceso provocará la aparición de pequeñas bolsas entre el diente y la encía. En esta situación, se producirá una acumulación de bacterias, que si no se elimina correctamente, podrían producir complicaciones más serias. Antes de llegar a esta situación, una retracción de encía podría tratarse sin requerir tratamientos quirúrgicos.

Uno de los síntomas más habituales durante el proceso de retracción de la encía, es el incremento de la sensibilidad dental, percibir los dientes más largos, desgastes o marcas donde se une el diente con la encía.

CUÁLES SON LAS CAUSAS?

Las recesiones pueden estar causadas por diferentes causas. 

La principal causa de la recesión es la presencia de bacterias de la enfermedad periodontal. Los tratamientos de la gingivitis previenen las recesiones iniciales, pero en fases más avanzadas de la periodontitis, la recesión será más evidente y el tratamiento quirúrgico inevitable

También existen factores externos, como el cepillado agresivo o la presencia de piercings.

Los pacientes de raza caucásica suelen disponer de una dentadura con encía y hueso fino, que predisponen a la recesión de encías. Especialmente si han recibido tratamientos ortodónticos expansivos con mucho desplazamiento.

EN QUÉ CONSISTE EL INJERTO DE ENCÍA?

El injerto de encía es un procedimiento quirúrgico que consiste en trasplantar un tejido blando del paciente a la zona afectada. El tejido puede obtenerse del paladar, de la zona de las muelas del juicio si no están presentes, de la encía adyacente o incluso de un banco de tejidos (humanos). En casos extremos podrían utilizarse tejidos de animales o creados sintéticamente.

TIPOS DE INJERTO DE ENCÍA

Las cirugías de injertos de encía son el tratamiento más adecuado para las recesiones en fases más avanzadas. Existen tres tipos de injertos: Injertos de tejido conectivo, injertos libres e injertos pediculados

Injertos de conectivo.

Son los injertos más utilizados, y que mejor resultado obtienen. Consisten en la obtención de tejido conectivo del interior del paladar para cubrir la raíz expuesta y los defectos que hayan podido formar. El paladar cicatrizará internamente, y provocará muy pocas molestias.

Injerto libre

Se toma tejido directamente del paladar, incluyendo piel y tejido interno, y se coloca sobre la raíz expuesta.

Injerto pediculado

En esta ocasión, se desplaza el tejido de la encías adyacentes hacia la zona afectada mediante técnicas quirúrgicas.

CUIDADOS POST QUIRÚRGICOS

Una vez realizado el tratamiento quirúrgico de injerto, es muy importante seguir las indicaciones del periodoncista. Es importante que el injerto no reciba traumas ni movimientos hasta que esté plenamente cicatrizado. El proceso de cicatrización durará entre 4 a 15 días dependiendo del tipo de cirugía aplicada, y zona a tratar. En este periodo de tiempo, evitaremos el cepillado y uso de hilo dental en la zona tratada. Para mantener una buena higiene bucodental y evitar infecciones post operatorias, se recomendará el uso de colutorios o geles antibacterianos.

Durante los días posteriores a la cirugía, llevaremos una dieta blanda y fría. Los medicamentos pautados después del tratamiento ayudarán a controlar el dolor y la inflamación. Las posibles molestias que puedan aparecer, dependen de la complejidad de la cirugía y la cantidad de dientes implicados.

En resumen, los injertos de encía mejorarán el pronóstico de nuestros dientes, reduciendo la regresión de las encías. Así también, reduciremos la sensibilidad de la raíz, y mejoramos la estética a nivel de encía. 

Clínica Bousoño Vargas, tu clínica dental en Oviedo. Formamos parte de Clínicas W y aplicamos el método Slow con nuestros pacientes. Solicita información de todos nuestros tratamientos en el 984 283 555.

    Clínica Dental Bousoño Vargas

    TUS DENTISTAS
    EN OVIEDO

    ENCANTADOS DE ATENDERLE

    C/ Real Oviedo (ant. División Azul), 1 Bajo
    33013 – Oviedo (Asturias)
    Tel.: 984 283 555
    E-Mail: info@bousonovargas.es