la dieta ideal tras una cirugía oral consiste en la utilización de alimentos blancos

LA DIETA IDEAL TRAS UNA CIRUGÍA ORAL

768 512

La dieta ideal tras una cirugía oral. Bousoño Vargas. Especialistas en implantes dentales en Oviedo.

Ser capaz de disfrutar plenamente de una comida tiene un enorme impacto en nuestra calidad de vida en general. Las personas que tienen unos hábitos alimentarios más saludables y completos manifiestan una mayor satisfacción en la vida, tanto mental como física. Desgraciadamente, cuando el día a día se complica por el dolor de boca por culpa de los alimentos tras una cirugía oral, la hora de comer puede volverse un infierno.

Uno de los mayores beneficios de optar por los implantes dentales es la capacidad de recuperar el control de tus hábitos alimenticios. Nuestros pacientes vuelven a nosotros todo el tiempo para compartir lo mucho que disfrutan de sus comidas después de un tratamiento, y lo mucho más saludables que se sienten ahora que pueden disfrutar de una mayor variedad de opciones de nutrición.

También escuchamos a nuestros pacientes cómo ahorran tiempo al no tener que preocuparse por la preparación de la comida cada día. Al no estar limitados por sus dietas, nuestros pacientes afirman haber ahorrado dinero al poder aprovechar más ofertas en sus tiendas de comestibles locales.

¿Por qué se necesita una dieta blanda de manera temporal?

En Bousoño Vargas hacemos que el proceso de conseguir tus dientes permanentes sea lo más rápido y cómodo posible. Los tratamientos de implantología se realizan en un solo lugar. El mismo día que vengas a la operación, saldrás con tus dientes nuevos.

Hay un breve período de recuperación cuando la mayoría de los tratamientos son realizados. Esto suele ocurrir en el periodo de tiempo en el que los pacientes llevan la prótesis temporal. La recuperación de nuestras intervenciones no lleva mucho tiempo. Tu especialista en implantología te hará saber cuánto tiempo vas a tener que esperar antes de poder volver a disfrutar de los alimentos que te gustan tras la cirugía oral.

Mientras tanto, hemos preparado algunas ideas para ayudar a cualquiera que busque algo de variedad en su dieta de alimentos blandos. Esperamos que estas recomendaciones sean de vuestro agrado.

Maneras de preparar comidas blandas, o de hacer la comida blanda

Existen ciertas técnicas de preparación de alimentos que pueden ablandar la comida y devolver al menú algunos de los alimentos más difíciles de masticar.

Procesadores de alimentos

El procesamiento de los alimentos le permite controlar la textura y la consistencia de los mismos.

Licuadoras

Dependiendo de cómo te sientas, a veces es más fácil beber tu comida. Puedes convertir muchos alimentos en un batido con una batidora lo suficientemente potente.

Trituradoras

Tritura los alimentos cuando quieras conservar parte de la textura. El triturado no es exclusivo de las patatas. La coliflor, las alubias, los guisantes y las zanahorias, por nombrar algunos, se pueden triturar hasta conseguir una consistencia similar a la de las patatas.

Cocinas lentas

Cuanto más tiempo y más lentamente se cocine algo, más tierno y jugoso quedará. Ten cuidado, porque no todo lo que se puede cocer a fuego lento tendrá una textura lo suficientemente blanda como para poder masticar. Esto depende de tu criterio, así que presta atención a cómo se siente al masticar.

Cocina al vapor

Una alternativa a la cocción, los alimentos al vapor tienden a perder menos nutrientes en el agua que los rodea, lo que da a los alimentos una textura y sabor diferentes.

Hervir los alimentos

Se pueden hervir todo tipo de alimentos: pasta, arroz, sopa, guiso, verduras y mucho más. Dependiendo de lo que estés preparando, puede cambiar toda la experiencia de comer. Un huevo hervido es totalmente diferente a un huevo frito.

Cortar los alimentos en trozos pequeños

Los bocados más pequeños son más fáciles de masticar. Simplemente eso.

Diferentes tipo de comidas blandas que puedes disfrutar

A continuación encontrarás una variedad de ideas de alimentos saludables, de gran sabor y suaves para disfrutar después de la cirugía oral. Puedes personalizar estos platos e ingredientes según tus gustos. Hay mucho espacio para la creatividad. ¡Buen provecho!

Patatas

Hay muchos tipos y formas distintas de preparar una patata. Las patatas dulces son una opción extremadamente saludable y deliciosa. Asegúrate de evitar las pieles de las patatas, ya que pueden ser más difíciles de masticar.

Verduras bien cocinadas

Recomendamos cocinar las verduras al vapor, hervidas o en el microondas. En la mayoría de los pasillos de alimentos congelados hay opciones al vapor en bolsa y verduras preparadas.

Pastas

Si tienes llagas o puntos, ten cuidado con la salsa roja u otras salsas ácidas, ya que pueden irritar la herida. Evita preparar la pasta al dente, ya que puede resultar más pegajosa y difícil de masticar.

Arroz cocido

Hay muchas recetas de olla disponibles en Internet que incorporan diferentes tipos de arroz y verduras. El arroz de sushi o el arroz perlado pueden ser pegajosos, lo que querrás evitar.

Panes blandos

Los panes blancos blandos, los panes de centeno, panecillos y la mayoría de los panes envasados son seguros. Cuando elijas, evita las cortezas crujientes o los panes duros y densos como los panes caseros.

Sopas y guisos

Hay infinidad de recetas de sopas y guisos, especialmente buenos en los días fríos de invierno. Cuanto más tiempo se dejen cocer los ingredientes en el fuego, más blandos quedarán.

Pescado

La mayoría de las variedades de pescado son muy saludables y fáciles de masticar. No te olvides de quitar la piel.

Carne picada

Puede que no puedas disfrutar de un filete, pero algo como un pastel de carne sigue estando disponible. Un producto de carne picada magra también puede ser una adición saludable a la mayoría de recetas.

Puré de carne

Aunque no sea la mejor opción por sí sola, el puré de carne puede añadirse a sopas, salsas y muchas otras recetas de comida blanda, añadiendo más variedad a su dieta.

Carnes enlatadas

El atún, el pollo, el cerdo u otros mariscos enlatados pueden proporcionar adiciones de proteínas de bajo costo a una comida. Dependiendo de la marca y del proceso de envasado, suelen ser blando nada más sacarlos de la lata.

Huevos

Revueltos, fritos, hervidos, escalfados… Los huevos son fáciles de preparar, y hay muchas formas de personalizar un plato con huevos.

Tofu

Una excelente fuente de proteínas y nutrientes, el tofu tiene su propia personalidad en la forma de prepararse y no tiene que ser visto como un sustituto de la carne o del huevo cuando se prepara una comida suave.

Pasteles salados

Ten cuidado al elegir un pastel con rellenos suaves. Hay muchas opciones de tartas prefabricadas que son lo suficientemente blandas como para poder comerlas. Ten en cuenta que la corteza debe de ser blanda y no estar demasiado cocida.

Guisos

Aunque los alimentos horneados pueden añadir un toque crujiente a la mayoría de las recetas, muchos guisos son excelentes recetas de alimentos blandos. También hay oportunidades para ser creativos con estas recetas. Asegúrate de servir desde el centro de la cazuela.

Alubias

Las alubias pueden hacerse puré y funcionan bien tanto como guarnición como elemento principal de una receta de comida blanda.

Cereales calientes

Ya se ha mencionado el arroz. Sin embargo, hay algunas menciones honoríficas que se pueden sustituir en ciertas recetas que merece la pena probar, como la avena, la sémola, la cebada, la quinoa y el trigo sarraceno.

Salsas y cremas

Hay muchas opciones deliciosas para añadir un poco de sabor extra a una receta de comida blanda. Algunas ideas son el humus, el guacamole, el queso, la salsa de espinacas, la salsa de yogur, la salsa de pescado, la crema de queso… y la lista sigue.

 

Una buena norma: Come sólo cosas que puedas cortar con tenedor

Alimentos que pueden romper los implantes temporales o prolongar la curación después de una cirugía oral

Querrás evitar ciertos alimentos que pueden ser más difíciles de masticar después de la cirugía oral. Esta no es una lista exhaustiva, pero esperamos que sirva de precedente para elegir los alimentos adecuados.

Alimentos duros o crujientes

  • Corteza de pizza.
  • Frutos secos.
  • Semillas.
  • Patatas fritas o galletas.
  • Alimentos fritos.

Alimentos crudos

  • Verduras crudas.
  • Frutas sin madurar.
  • Carnes poco hechas o poco cocidas.
  • Bistec.

Alimentos pegajosos o gomosos

  • Algunos quesos sin cocinar.
  • Caramelos y chicles.
  • Pan o bollería densa.

Alimentos secos

  • Frutas pasas.
  • Fideos sin cocinar.
  • Chips de plátano.
  • Tocino.
  • Pescado curado.

Hielo

Masticar hielo puede dañar tanto los dientes naturales como las prótesis.

Recupera el control de tu dieta

Una de las mayores ventajas de optar por implantes dentales con el mismo aspecto y sensaciones que los dientes naturales es la posibilidad de controlar lo que se puede comer. Nuestros pacientes a menudo comparten con nosotros lo mucho que disfrutan de las comidas después de un procedimiento de implante, y lo mucho más saludables que se sienten ahora que pueden disfrutar de una mayor variedad de recetas nutritivas.

También escuchamos cómo nuestros pacientes ahorran tiempo al no tener que preocuparse tanto por la preparación de la comida cada día.

Clínica Bousoño Vargas, especialistas en implantes dentales en Oviedo. Formamos parte de Clínicas W y aplicamos el método Slow con nuestros pacientes. Solicita información de todos nuestros tratamientos en el 984 283 555.

    Clínica Dental Bousoño Vargas

    TUS DENTISTAS
    EN OVIEDO

    ENCANTADOS DE ATENDERLE

    C/ Real Oviedo (ant. División Azul), 1 Bajo
    33013 – Oviedo (Asturias)
    Tel.: 984 283 555
    E-Mail: info@bousonovargas.es